domingo, 23 de diciembre de 2012


Les deseo feliz navidad y un próspero año nuevo a tod@s!!
 ¡¡Nos vemos en el 2013!!



martes, 4 de diciembre de 2012

Rillette de salmón

Ayer fue el primer domingo de Adviento, y eso significa que estamos en la recta final de los preparativos navideños. Este año, espero disfrutar de una blanca Navidad, ya que la pasaré con mis padres, en Irlanda. Pero antes de  tener que irme espero que pueda tener tiempo para publicar algunas recetas. Como por ejemplo el de hoy: un rillette de salmón.


Para mi el salmón es un buen aliado en la cocina. Es muy versátil, y su preparación es rápida y fácil. Una de mis elaboraciones favoritas, es este rillette, muy adecuado para hacer unos canapés o para servir como entrante.
El auténtico rillette se hace con carne de cerdo; en Francia, es un producto muy popular, que se puede adquirir en las charcuterías.


Creo que es un plato diferente para estas fechas, apropiado para Nochebuena.


Ingredientes: 
250 gr. de salmón en filete
1 cebolleta grande
Cáscara rallada y el zumo de una lima
120 gr. de mantequilla
1 cucharada de alcaparras picada
1 cucharadita de azúcar blanco
1 rama pequeña de eneldo fresco picada
100 gr. de salmón ahumado
Chile y Vodka (opcional)
Sal y pimienta


Elaboración:
Picamos la cebolleta.
Troceamos en cuadraditos el salmón fresco y picamos el salmón ahumado.
Derretimos la mantequilla en una sartén, introducimos la cebolleta y freímos hasta que se transparente. Agregamos el salmón fresco, el azúcar, la ralladura de lima, sal, pimienta y chile. Seguidamente, añadimos el zumo de lima y el Vodka. Cocinamos durante 3-4 minutos y desmenuzamos el pescado, mezclándolo bien con la mantequilla.
Apartamos del fuego y lo mezclamos con el salmón ahumado, el eneldo y las alcaparras.
Servimos con pan tostado.

La navidad esta muy cerca:-))



martes, 27 de noviembre de 2012

Crema de yogurt con chocolate y ciruela por mi segundo cumpleblog





Quien dice que para celebrar un cumpleaños hay que hacer una tarta? También puede celebrar con una crema o un helado. Esta crema es una explocion de sabores que podemos llevar crear nuevos postres o pasteles basando de su mezcla. Cada año vuelve mi amor con las ciruelas pasas Ya publicé una receta con ellas y hace poco hice una tarta que fue victima de mi goloso familia y no pude salvar para hacer algunas fotos ja-ja. Así que voy a repetir para poder publicar. La receta de hoy es sencillo pero digno para terminar una cena o cualcier ocación festivo. El unico que tienes que tener en quenta que las ciruelas pasas hay que remojar en la noche anterior.
Espero que vais a gustar igual como yo.

 
Ingredientes:
Para la crema de chocolate
250ml  (2 cajas)  yogurt griego
200g de chocolate negro
Azucar por gusto yo puse 4 cuchara azucar blanco


Para la crema de ciruelas pasas.
10 ciruela de pasas
Zumo de manzana
Un bien chorrito de cognac (opcional)
Cascara rallada de una naranja
2 cuchara de azucar blanco
 
Para la crema de yogurt:
250ml (2 cajas) yogurt griego
Cascara rallada de una naranja
Azucar por gusto yo puse 3 cuchara de azucar blanco

La noche anterior remojo las ciruelas un un bol pequeño cubro con el zumo de manzana completo añado la cascara rallada y el cognac, muevo para mezclar bien y tapo con un film transparente y pongo dentro de la nevera.
En el proximo día preparo las cremas. Primero del chocolate. En baño maria derito el chocolate. Mezclo el yogurt con el azucar y incorporo el chocolate deretido.
Para preparar la crema de ciruelas solo ponemos las ciruelas con el azucar y un bien chorro de su remojo en una triturador y trituramos hasta que se queda como un pure.
Para la crema de yogurt mezclamos la cascara y el azucar con el yogurt.
En vasos repartimos las cremas. Por debajo de la ciruela encima la chocolate y en eso del yogurt. Podemos decorar con un poco de pistacho picado servir inmediamente o podemos prepara un día antes de servir.


martes, 13 de noviembre de 2012

Una sencilla tarta de manzana



Es muy rápida y sencilla, y también muy rica.
Cuando era niña, la comía con frecuencia, pero la verdad, es que la había olvidado completamente hasta el otro día, cuando organizaba mis notas y recetas.
 

Con este tiempo desapacible, apetece a la hora del café o el té.
Quiero daros un consejo para todos los postres que lleven huevos: sacadlos de la nevera una o dos horas antes de que empecéis la elaboración.
Vamos con la receta. ¡Ah!, se me olvidaba…No os asustéis porque no veáis especificadas las cantidades de los ingredientes. Todo tiene su explicación, seguid leyendo…


Ingredientes:
5 huevos
Harina
Azúcar glas
Mantequilla
2 manzanas grandes Royal Gala
2 cucharaditas de levadura en polvo
Cáscara de limón rallada y un chorrito de su zumo
1 cucharadita de canela en polvo
Pizca de sal
 

Elaboración:
Precalentamos el horno a 180º.
Forramos la base de un molde redondo o rectangular, según preferencias, con papel de horno.
Pesamos cuatro huevos con cáscara, y nos guiaremos por los gramos que indique la báscula para poner la misma cantidad de harina, azúcar glas y mantequilla.
Pelamos las manzanas, las troceamos en dados, y las metemos en un bol, cubiertas de agua con un chorrito de zumo de limón, para que no se oxiden.
En otro recipiente, batimos la mantequilla con el azúcar hasta que  blanquee y quede cremosa. Después, añadimos los cinco huevos y seguimos batiendo. Cuando se hayan integrado, agregamos la sal, la canela, y la ralladura de limón.
Aparte, mezclamos la harina tamizada con la levadura, y las incorporamos a la mezcla, y al final, los dados de manzana.
Horneamos durante 35-40 min. o hasta que veamos que su superficie adquiere un bonito tono dorado.
¡Recordad hacer siempre la prueba del palillo para comprobar que la tarta está bien horneada!


      Si os apetece, podéis servirla con helado, aunque sola es también una delicia.


martes, 6 de noviembre de 2012

Calabaza asada al horno


Creo que ésta va a ser la entrada más corta que haya escrito en este blog.
Es una receta sencilla y perfecta para asar verduras.
En este caso, utilizaremos el resto de calabaza que sobró de los buñuelos. El resultado será diferente, dulce, salado y picante.
Se puede comer sola o como acompañamiento de una carne.


Ingredientes:
 - ½ kg. de calabaza u otro tipo de verdura, partida en trozos.


Para el aliño:
- 1 cucharada de miel.
- 2 cucharadas de aceite de oliva.
- Chile, al gusto.
- Sal gorda.
- Las hojas de una ramita de romero fresco.


Elaboración:
Precalentamos el horno a 200ºC.
Ponemos papel de horno en una bandeja.
En un bol grande, mezclamos todos los ingredientes del aliño menos la sal. Añadimos los trozos de calabaza y removemos para que se impregnen por todos lados.
Trasladamos a la bandeja, salamos y al horno.
Horneamos durante 20-25 min. o  hasta que veamos que están blandos por dentro, y crujientes por fuera.

miércoles, 31 de octubre de 2012

Buñuelos de calabaza y salvia y Atelier de Noviembre


 En estas dos últimas semanas me han ocurrido una serie cosas no demasiado agradables, y todas de tipo técnico. Tuve problemas con internet  y con el ordenador, pero lo peor de todo, fue mi cámara… Pobre, estaba hecha polvo, y hace pocos días, dejó de funcionar. La verdad, es que sentí pena, porque le tenía mucho cariño; todas las fotos que hay en el blog, las hice con ella. He comprado una nueva, y como podéis comprobar, es estupenda.


En el Atelier de Noviembre, me gustaría invitaros a un mundo dulce.
Vamos a preparar pasteles clásicos, con vistas al invierno y la Navidad.
Haremos: - galletas de miel
-  regulach
-  mince pie
-  y pastelitos con amapola y nueces


Ya estamos en el último día de Octubre, en un ambiente muy otoñal, con la lluvia de fondo. Es ahora cuando más me gusta meterme en la cocina y probar nuevas recetas, como estos buñuelos. Una versión de un plato sencillo que preparan en Hungría, y que me encantaba degustar en la cena cuando era niña, acompañado de un té calentito.
Ésta es mi propuesta de un plato clásico. El toque especial se lo da la calabaza y la salvia.
Vamos a ver cómo se hace.

Ingredientes:
 ·       150 gr. de patatas
·       150 gr. de calabaza
·       1 cebolla
·       14 hojas de salvia
·       1 huevo
·       4 cucharadas de harina simple
·       Sal y pimienta negra
·       Aceite para freir



Elaboración:

Pelamos las patatas y la calabaza y las rallamos por la parte más ancha del rallador.
Picamos la cebolla y cuatro hojas de salvia muy finitas.
En un bol, mezclamos todos los ingredientes.
Ponemos en una sartén un chorro generoso de aceite y lo calentamos. Freímos el resto de hojas de salvia hasta que se queden crujientes, pero hay que tener cuidado, porque se fríen muy rápidamente. Las colocamos sobre papel de cocina para quitarles el aceite sobrante.
Después, con una cuchara, formamos los buñuelos y los vamos dorando en la sartén, entre cinco y seis minutos, aproximadamente. Volvemos a utilizar el papel de cocina para que absorba el exceso de aceite de los buñuelos.
Servimos con las hojas de salvia y con crema agria.


lunes, 22 de octubre de 2012

Crumble de membrillo y avellanas


  Octubre es la época del membrillo; una fruta que no tiene demasiado 
protagonismo en nuestra cocina y que, sin embargo, es ideal para 
elaborar tanto platos dulces como salados.
Cuando era niña, mi abuela y mi madre, idearon una salsa de membrillo para acompañar la carne, sobre todo la de ternera y la de cerdo. Era exquisita.
Mi receta de hoy, es una propuesta diferente, un postre sencillo y rápido. Y lo mejor es que el membrillo, que necesitaremos, lo podremos preparar un día antes. 


                                  Ingredientes para la elaboración del membrillo:
·    3 membrillos grandes
·    300 ml. de vino (sirve cualquiera que tengáis en casa)
·   400 ml. de agua
·   2 anises estrellados
·   Cáscara de un limón y una naranja
·    8-9 cucharadas de azúcar blanco
·    2 cucharadas de extracto de vainilla


Ingredientes para el crumble:
      ·    100 gr. de harina
·    65 gr. de azúcar glas
·    55 gr. de avellanas molidas
·    75 gr. de mantequilla
·   Una pizca de sal
·   Un poco de canela
·    Cáscara rallada de media naranja  


 Elaboración del membrillo:
 Cortar los membrillos en cuatro partes para quitarles la piel y los corazones. Laminarlos.
En un caldero, mezclar todos los ingredientes junto con las láminas de membrillo. 
Cocinar a fuego medio hasta que se ablanden.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Untamos de mantequilla cinco moldes individuales. Repartimos dentro las láminas de membrillo y agregamos dos o tres cucharadas de líquido, (el resto lo podemos beber, porque es muy rico).


Elaboración del crumble:
 En un bol mezclamos todos los ingredientes menos la mantequilla. Cuando esté bien mezclado, añadimos la mantequilla y amasamos hasta que obtengamos “migas”. Repartimos en cada molde, encima del membrillo y horneamos durante 15-20 minutos.
Si vemos que se dora muy rápidamente, tapamos los moldes con papel de aluminio.
Servimos acompañados de nata y/o chocolate.


jueves, 4 de octubre de 2012

Dulce octubre, pastel de canela…



A todos nos gusta mimar el alma.
Taparnos con nuestra manta más suave, ver nuestra película preferida, escuchar música o meternos en la cocina y hacer algo rico.
Me suele ocurrir, que cuando tengo algún disgusto, me refugio en la cocina sin saber exactamente lo que quiero hacer. Ayer fue uno de esos días…, pero al final, las aguas volvieron a su cauce.


 No sé si sabréis que el olor de la canela, reduce la fatiga y el estrés, y se dice que envuelve de armonía a las personas. Creo que su olor puede relacionarse con el amor y la alegría. Es imposible de olvidar. ¿Quién no tiene un recuerdo asociado a su madre o a su abuela preparando algo dulce con canela? Seguro que todos…
Ahora yo me baso en esas recetas, y lo único que modifico es su aspecto final.
Lo que es digno de ver es la cara de mis hijos comprobando el resultado. ¡Eso no tiene precio!


Ingredientes:

·         550 gr. de harina tamizada.
·         90 gr. de azúcar glas.
·         1 cucharada de azúcar blanco.
·         70 gr. de mantequilla.
·         2 yemas de huevo.
·         400-500 ml. de leche.
·         25 gr. de levadura fresca.
·         Pizca de sal.

Para el relleno:
·         150 gr. de mantequilla.
·         220 gr. de azúcar moreno.
·         2 ½  cucharaditas de canela.

Elaboración:
     Mezclamos 100 ml. de leche con la cucharada de azúcar blanco, añadimos la levadura, tapamos y dejamos fermentar. Tamizamos la harina y el azúcar glas.Derretimos la mantequilla.
En un bol, ponemos todos los ingredientes, vamos vertiendo la leche poco a poco,
 mientras amasamos, hasta empiece adespegarse de las manos.  La masa tiene que quedar firme, pero a la vez blanda. Formamos una bola y tapamos con un paño limpio. Dejamos reposar 45 min.
 Precalentamos el horno a 200ºC.
Preparamos el relleno: derretimos la mantequilla, cuidando de que no hierva, 
y le añadimos el azúcar y la canela, mezclándolo todo. Dividimos la masa en dos mitades.


En una superficie enharinada, estiramos una de las dos porciones en forma rectangular, de ½ cm. de ancho aproximadamente. Extendemos la mitad del relleno por su superficie, enrollamos y la ponemos en un molde redondo o bundt cake, previamente engrasado y levemente enharinado. Repetimos el mismo procedimiento con la segunda porción, procurando que tenga el mismo grosor que la primera, y la colocamos en el molde, encima de la otra.Metemos nuestro pastel en el horno, y transcurridos de 10 a 15 min. Reducimos la temperatura a 180º. Horneamos una hora aproximadamente, o cuando comprobemos que esté hecho.


Si se dora demasiado, lo tapamos con papel de aluminio.Diez minutos antes de sacarlo del horno, pincelamos con un poco de leche por encima. De esa forma la masa queda más suave.
Dejamos enfriar, y espolvoreamos con un poco de azúcar glas.


d
n        No olvidéis ATELIER en octubre!!!!  - lemon curd, mermelada de vainilla y membrillo, chutney de melocoton y pimienta ...
v

miércoles, 26 de septiembre de 2012

TARTA DE CHOCOLATE Y PERA

  Es una pena que a través de internet no podamos transmitir olores. 
Esta tarta, o mejor dicho, tartita, es bastante sencilla, 
pero una de las más sabrosas que probé.
Deliciosa para el olfato y exquisita para el gusto. 
Una mezcla increíble de chocolate, nueces, coñac y peras.
Un postre de lujo con un mínimo de esfuerzo. Perfecto para disfrutar 
de la última semana de septiembre, con una taza de café
 frente a la ventana, esperando la lluvia.



INGREDIENTES:
·  250 gr. de hojaldre
·  80 gr. de nueces
·  75 gr. de azúcar blanco
·  50 gr. de chocolate negro
·  2 cucharadas de cacao sin azúcar (Valor)
·  50 gr. de mantequilla
·  1 huevo
·  1 ó 2 cucharadas de coñac
·  2 peras
·  1 ½  cucharada de harina
·  1 ½ cucharada de azúcar avainillado




ELABORACIÓN:
 Precalentamos el horno a 200ºC.
En primer lugar, trituramos en la picadora las nueces y añadimos el azúcar, el chocolate, el cacao, la mantequilla, el huevo y el coñac.
Seguidamente, estiramos la masa de hojaldre en una superficie enharinada, y cortamos dos círculos de 24 cm. En uno de ellos, hacemos una circunferencia en el centro, que distará 4 cm. del borde exterior.
Mojamos las superficies que los mantienen en contacto, para que se peguen. Extendemos por encima la crema, cuidando de dejar un margen sin rellenar, alrededor de 4 cm., con respecto al borde exterior.
Quitamos la piel de las peras y las cortamos en láminas finitas.
Mezclamos la harina con el azúcar avainillado y rebozamos las láminas de pera.
Las vamos colocando encima de la crema, pincelamos con un poco de mantequilla derretida, y metemos la tarta en el horno.
Horneamos durante 30-35 minutos.
Se puede comer tibia, acompañada por una bola de helado, o fría con nata. También resulta perfecta sola, espolvoreada con azúcar glas.


viernes, 21 de septiembre de 2012

Atelier de octubre y chutney de pera



Seguramente, muchas de vosotras conoceréis el chutney. Esta salsa especiada es originaria de la India y una perfecta compañía de muchos platos. Es dulce, salada, picante, especiada, todo a la misma vez. Un viaje exótico, porque transmite y transforma un plato simple y conocido en algo más emocionante.

Una sugerencia: haced unas tostaditas con un poco de aceite de oliva, queso de cabra, y chutney, acompañadas por un vaso de vino. ¡Riquísimo!

Ahora que el otoño traerá sus tesoros, es la época perfecta para experimentar.
Cuando era niña, recuerdo que mis padres y mis abuelos estaban muy ocupados en esta época. Hacían vino, mermelada y otras conservas. Por eso, en mi atelier de octubre, prepararemos delicias que podremos disfrutar en invierno, atrapando aromas, colores y sabores. ¿Qué haremos? Pensé en muchas posibilidades, porque,  ¡hay tanto donde elegir!, pero al final creo que he hecho un buena selección que resultará original y fuera de lo común.
Espero que os guste y que os animéis a venir y a aprender conmigo.


Curso de conservas:
·         Lemon curd.
·         Mermelada de cebolla violeta.
·         Mermelada de membrillo y vainilla.
·         Chutney de melocotón y pimienta.
·         Limones en sal (especialidad de Marruecos).
·         Mermelada de ciruela e higos (si tenemos tiempo).



Y ahora, la receta:
-3 peras firmes y duras.
-6 ó 7 cebollas Shallota.
-200 ml. de vino tinto.
-1 cucharadita de mantequilla.
-2 cucharadas de aceite de oliva.
-1 cucharadita de vinagre de vino blanco.
-3 cucharadas de miel.
-2 cucharaditas de azúcar moreno.
-3 cardamomos verdes.
-Nuez moscada.
-Un trozo de canela en rama.
-Sal.
-Pimienta.

                         
                                    Elaboración:

 Pelamos y cortamos las peras en dados pequeños. Las ponemos en un bol y vertemos por encima el vino.Limpiamos y cortamos las cebollas.Derretimos la mantequilla con el aceite. Añadimos las cebollas, la miel y el azúcar. Freímos todo junto y cuando empiece a caramelizar, añadimos las peras. Removemos un poco, después incorporamos el vino, las especias y la sal. Cocinamos durante 15-20 minutos hasta que el líquido reduzca y la pera se ablande. Antes de quitar del fuego, añadiremos el vinagre. Cocinaremos 2-3 minutos más, ¡y listo!Dejamos enfriar.Se puede guardar en la nevera o consumir en el acto.
Para finalizar cuelgo algunas fotos que hice de mi hermano y su novia: