miércoles, 31 de octubre de 2012

Buñuelos de calabaza y salvia y Atelier de Noviembre


 En estas dos últimas semanas me han ocurrido una serie cosas no demasiado agradables, y todas de tipo técnico. Tuve problemas con internet  y con el ordenador, pero lo peor de todo, fue mi cámara… Pobre, estaba hecha polvo, y hace pocos días, dejó de funcionar. La verdad, es que sentí pena, porque le tenía mucho cariño; todas las fotos que hay en el blog, las hice con ella. He comprado una nueva, y como podéis comprobar, es estupenda.


En el Atelier de Noviembre, me gustaría invitaros a un mundo dulce.
Vamos a preparar pasteles clásicos, con vistas al invierno y la Navidad.
Haremos: - galletas de miel
-  regulach
-  mince pie
-  y pastelitos con amapola y nueces


Ya estamos en el último día de Octubre, en un ambiente muy otoñal, con la lluvia de fondo. Es ahora cuando más me gusta meterme en la cocina y probar nuevas recetas, como estos buñuelos. Una versión de un plato sencillo que preparan en Hungría, y que me encantaba degustar en la cena cuando era niña, acompañado de un té calentito.
Ésta es mi propuesta de un plato clásico. El toque especial se lo da la calabaza y la salvia.
Vamos a ver cómo se hace.

Ingredientes:
 ·       150 gr. de patatas
·       150 gr. de calabaza
·       1 cebolla
·       14 hojas de salvia
·       1 huevo
·       4 cucharadas de harina simple
·       Sal y pimienta negra
·       Aceite para freir



Elaboración:

Pelamos las patatas y la calabaza y las rallamos por la parte más ancha del rallador.
Picamos la cebolla y cuatro hojas de salvia muy finitas.
En un bol, mezclamos todos los ingredientes.
Ponemos en una sartén un chorro generoso de aceite y lo calentamos. Freímos el resto de hojas de salvia hasta que se queden crujientes, pero hay que tener cuidado, porque se fríen muy rápidamente. Las colocamos sobre papel de cocina para quitarles el aceite sobrante.
Después, con una cuchara, formamos los buñuelos y los vamos dorando en la sartén, entre cinco y seis minutos, aproximadamente. Volvemos a utilizar el papel de cocina para que absorba el exceso de aceite de los buñuelos.
Servimos con las hojas de salvia y con crema agria.


13 comentarios:

Rosita Vargas dijo...

¡Qué bella propuesta me encanta ! abrazos y abrazos.

Yolanda Modamio Chamarro dijo...

que buñuelos!! y que bonitas fotos

Maria Jose dijo...

Muy buenos los buñuelos, pero las fotos bellisimas me encantan, besos

Anna dijo...

Desde lego que tu nueva çámara hace unas fotos impresionantes!!!.Besos

Miss Migas dijo...

Qué pena lo de tu cámara, pero esta hace unas fotos fantásticas!
Los buñuelos geniales. Besotes

Núria dijo...

Muy ricos...besos

Pili dijo...

Que ricos buñuelos!! Ideales para una tarde de lluvia sin duda. Besos!

fresaypimienta dijo...

Magníficas fotografías para unos buñuelos que deben ser una pura delicia, me ha encantado la idea de ponerle salvia! un beso

Akane dijo...

Pobre cámara! Realmente da pena despedirse de aparatos que nos han acompañado tanto tiempo. Pero seguro que la nueva te da muchas alegrías!

Los buñuelos me han encantado, yo adoro la calabaza y me encanta cómo combina con la salvia.
Qué buena pinta tiene el atelier! Ya huele a navidad :).

Un abrazo

María dijo...

Acabo de visitar tu blog y de hacerme seguidora, no quiero perderme nada de las cosicas ricas que tienes, si te apetece pasar por el mio estare encantada. Besicos

Esther dijo...

Pues casi nunca he utilizado la salvia en la cocina, pero no dudo que en tus buñuelos no haya quedado bien, se ven impresionantes!!
Suerte con tu nueva cámara, ha caído en buenas manos, que haces unas fotos fantásticas
Besos

Silvia dijo...

Que delicia de buñuelos nos traes. Me los comía todos de una sentada.

Besos.

Cósima dijo...

Tiene que estar buenísimo. Muchas gracias por tu receta. Me encanta

Publicar un comentario en la entrada