jueves, 14 de marzo de 2013

Pastel de requesón a la Rákóczi (Rákóczi túrós)


Una fina capa de masa quebrada, mermelada de albaricoque, suave crema de requesón y merengue … ¿ suena bien, verdad? Este pastel ya es un clásico y uno de los más populares entre los húngaros y los amantes de la gastronomía húngara. 


 
Un pastel que no comía hace muchísimos años y que es una explosión de sabores pero muy suave. Mi marido dijo que su sabor está entre un pastel de limón y un cheese cake. No lo se pero si se que está riquísima. Esta es casi la receta original yo la modifiqué un poco, baje el azúcar, el orden de las capas ... y por último le dí un aspecto diferente.
Fue creada por un cocinero muy famoso en el siglo XX Rákóczi János (1897-1966). Creó su receta para la feria mundial de Bruselas en 1958, donde le eligieron entre los 6 mejores cocineros del mundo.
Con esta receta participo en el concurso de Yolanda ( blog Cocido de Sopa). 

 
Ingredientes para la masa para un molde redondo de 26 cm:
150g harina tamizada
45g azúcar glas
70g mantequilla
yema de un huevo
1 cuchara grande crema agria
2 pizca de levadura en polvo
pizca sal
cáscara rallada de 1/4 de limón


Ingredientes para el relleno:
400g cottage cheese (requesón)
120g azúcar glas
1 cuchara sémola de trigo
2 cuchara pan rallado
2 cuchara crema agria
1 cucharadita extracto de vainilla
cáscara rallada de medio limón
2 huevos
pizca sal

Ingredientes para el merengue:
3 claras de huevo
100g azúcar glas

Por último necesitamos 2 cucharas de mermelada de albaricoque.



¡Importante! todos los ingredientes de la masa quebrada deben estar a temperatura ambiente. Por eso al menos una hora antes de empezar hay que sacar el huevo, mantequilla, limón (si guardamos allí) y crema agria de la nevera Para preparar la masa  ponemos la harina tamizada, mantequilla, azúcar glas, yema de un huevo, crema agria, sal, levadura en polvo y la ralladura de limón en un bol y mezclamos rápidamente con las manos. Dejamos que la masa reposar en la nevera durante 10-15 minutos. Mientras calentamos el horno a 180ºC. Luego, extendemos en una superficie enharinada y forramos con ella el molde, pinchamos en varios lugares con un tenedor y horneamos hasta que esté medio hecha.
Mientras preparamos el relleno: Primero sacamos el requesón de su caja y lo ponemos en un colador para eliminar todo el liquido que lleva. Cuando ya está completamente seca ponemos en un triturador. Trituramos hasta que desaparezcan los grumos. Separamos los huevos. Después en un bol grande mezclamos el azúcar glas, el extracto de vainilla y las yemas de huevo, agregamos el requesón triturado, la crema agria, la sémola y el pan rallado, la ralladura de cáscara de limón y, por fin, procediendo con cuidado, las claras batidas con la sal a punto de nieve.

Sacamos la masa del horno y con la ayuda de una cuchara expendemos la mermelada encima. Vertemos
la crema de requesón encima de la mermelada y volvemos al horno durante 10-15 minutos más.
Por último preparamos el merengue. Montamos las claras a punto de nieve fuerte con el azúcar(cuando empiecen a montar, ir añadiendo el azúcar gradualmente) hasta lograr un merengue consistente. Sacamos nuestro pastel otra vez y con la ayuda de una cuchara extendemos el merengue sobre la tarta.
Volvemos a poner en el horno hasta que se dore. 
 

14 comentarios:

Alba dijo...

Qué tarta tan bonita y apetecible. Creo que me voy a plantear seriamente hacerla y a indagar un poco más, me encantan las recetas internacionales y este pastel es la excusa perfecta para hacer algo húngaro.
Un besote!

Yolanda dijo...

Andrea, qué delicia de tarta que pueden disfrutar los autóctonos húngaros, y ahora, gracias a ti, los que no son de allí, conociendo o no la receta. No es mi caso, porque no la conocía. Pero la combinación de esas tres texturas en la tarta me atrae muchísimo, y sobre todo al haber leído que según tu marido se asemeja a la tarta de queso.

Te comento que el día 18 de marzo publicaré un listado con todas las recetas participantes en el concurso para que vengas a echarles un vistazo y votes por tus tres favoritas.

Te deseo mucha suerte, y por supuesto, agradezco tu participación.

Besos.

Kako dijo...

Me encantó la receta. Yo le pondría albaricoques en conserva molidos, que te parece?, creo que la voy a preparar para el fin de semana, en serio, ahi te lo cuento.
Que tengas mucha suerte!

Kako dijo...

Andrea, el requesón cottage es aquel medio granulado?, como con pelotitas?, gracias.

Mou dijo...

impresionante!!!! esto tiene muy pero que muy buena pinta!!! ademas una receta internacional asi q me la copio
saludos

Akane dijo...

Tiene un aspecto delicioso! Además es muy bonito y parece muy suave y elegante, qué maravilla :).

Un abrazo

Claudia dijo...

Me encanta este pastel!!!Seguro que es delicioso!!!Las fotografías,como siempre,magnificas!!!

thermo dijo...

De requesón?
Uy eso me ha gustado muchísimo.
Y el aspecto aún más.
Besazos.

Mónica López dijo...

Qué rico!! Me ha encantado.
Besos

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Andrea, esto está de rechupete, qué buena...
Un beso.

Silvia dijo...

No me voy a perder este pastel.Me ha encantado!!!
Y la puesta en escena,preciosa.

Un saludo

Cósima dijo...

Buenísima receta. Me gusta. Mucha suerte en el concurso.

AgurtzaneS dijo...

Tu propuesta me ha encantado. Suerte en el concurso.

Helena / Rico sin Azúcar dijo...

Qué delicia de tarta, Andrea, me encanta esta triple textura (buenísimo ricotta! ;-)

Suerte en el concurso!

Publicar un comentario en la entrada