jueves, 8 de agosto de 2013

Pastel de albaricoque y yogur


¡Cómo pasa el tiempo ya estamos en agosto!. Espero que todos estáis disfrutando el verano al máximo.
Nosotros hace poco que volvimos de Lanzarote donde pasamos un mes fantástico. Aquí en la ciudad hace mucho calor y la mejor opción es escapar al lado del mar o al campo donde el aire es más fresco y se puede disfrutar mejor ésta época del año.


Así que estoy aquí en mi casa solo de paso y dejo rápido esta receta de un pastel veraniego. Disfrutando que estamos en la época de muchas frutas ricas como el albaricoque. Es un pastel fácil y aunque puede parecer un poco complicado es solo porque lleva dos tipos de cremas. Creedme merece la pena, es un pastel muy ligero, refrescante y delicioso.           

Ingredientes:
Para la base: 200g galletas tipo digestive
3 cucharas de mantequilla
una cuchara brandy
2 cuchara azúcar moreno
100g avellanas
clara de un huevo ligeramente batido
Para la crema de albaricoque:
12 albaricoques
100ml miel mil flores
cáscara de una naranja
150ml vino blanco
1 vaina de vainilla
Para la crema de yogur:
2 yogur natural
2 cuchara de azúcar blanco
120ml nata para montar
pizca sal

En primer lugar dejamos los yogures en un colador para que pierdan todo su liquido.
Para preparar la base picamos las galletas con las avellanas con una picadura eléctrica. Derretimos la mantequilla con el brandy. En un bol mezclamos las galletas molidas con la mantequilla derretida, azúcar moreno y con la clara de huevo ligeramente batida. Forramos un molde rectangular con la masa y dejamos reposar en la nevera durante 30 min. Mientras calentamos el horno a 180ºC.


Horneamos durante 10-12 min y dejamos enfriar.
Mientras preparamos la crema de albaricoque. Lavamos y cortamos las frutas por la mitad y sacamos las pipas.
En una sartén calentamos la mezcla del vino, miel y cáscara de naranja. Cortamos la vainilla por la mitad y la añadimos también. Cuando hierva cocinamos dentro los albaricoques hasta que se queden un poco blandos (no demasiado) y los sacamos de la sartén. Hervimos el líquido hasta que solo queda la miel. Retiramos la cáscara y la vaina de vainilla.


Trituramos la 1/3 parte de albaricoque con la miel. El resto de las frutas las reservamos para decorar la tarta. Enfriamos la crema y mientras preparamos la crema de yogur. Batimos la nata con una pizca de sal. Mezclamos el yogur con las 2 cucharas de azúcar blanco hasta que se disuelva.
Incorporamos la nata en el yogur.


Para terminar rellenamos la base primero con la crema de albaricoque hasta el 1/3 y vertemos encima la crema de yogur. Alisamos la superficie con una espátula y distribuimos los albaricoques reservados sobre la crema. Dejamos reposar en la nevera mínimo 2 horas antes de cortar y servir.


8 comentarios:

Paula dijo...

desde luego tiene una pintaza increible!!! Me hubiera gustado ver una foto del corte :P

Una pregunta, sólo lleva 1 ml de miel???

Salu2. Paula

Maria Jose dijo...

Esta es mi fruta preferida que pena que se este acabando, menuda pinta de las buenas, besos

Silvia dijo...

Tiene una presencia que invita a degustarla.
Una recetan bien sugerente.Apuntada.

Saludos

Mou dijo...

vaya pintaza mas rica q tiene!!! con gusto me comia yo ahora un cachito. delicioso!!!

Akane dijo...

Sí, el tiempo vuela! Pero con un pastel casero el calor de agosto se lleva mejor :). Me encanta, albaricoques y yogur combinan la mar de bien!

Un abrazo

Merchi dijo...

Espectacular!!!. Es mirarla y entrarte ganas de cortar un trocito y ñam ñam.

besines

Flor de Canela dijo...

Paula no, claro que no. Lleva 100ml de miel. Fue un error que no daba cuenta, pero ya esta corregida :-)
No pude cortar porque estaba demasiado fresco como dice la receta necesita reposar antes de cortar.
bss

Ana dijo...

QUé maravilla de pastel, me has dejado impresionada, tiene una pinta estupenda, lo probaré pronto!!
Besos y preciosas fotos

Publicar un comentario