domingo, 4 de marzo de 2012

Ravioli dulce húngaro (lekváros derelye)


 Hace tiempo que no publico receta, sigo enferma y espero que pronto recupere mi salud (2 semanas ya son más que suficiente). Primero quiero dar gracias a tod@s vosotr@s por interesarse, llamar y asistir a mis clases, la verdad es que me hace muy feliz y disfruto mucho estando con vosotr@s. Espero que pueda enseñarles muchas cosas nuevas y deliciosas. 


  Como ya sabéis en este mes puse unos pasteles de la antigua monarquía austro-húngara y un menú húngaro muy especial.
Menú Húngaro
- Caldo especial con albóndigas de hígado
- Gulas de faisán
- Dödölle (un típico plato hecho con patatas y cebolla)
- Ensalada de col lombarda
- Crepes de manzana con vainilla y chocolate


Pasteles de la monarquía
- Tarta Sacher
- Mini Tartitas Dobos
- Strudel de manzana
- Pastel de amapola

La receta de hoy (que preparé hace tiempo) puede parecer rara pero es un plato muy popular entre niños y adultos en Hungría. 
Tradicionalmente se rellenan con mermelada de ciruelas negras (es muy espesa por la duración de su cocido)-¡¡¡ay que recuerdos!!! y es realmente deliciosa. Puedes encontrar algo parecido en tiendas donde venden productos alemanes.


Y ahora la receta:
500g harina simple
3 huevos
Un poco de agua
Pizca sal
Aceite de girasol
300g mermelada por gusto
100g azúcar blanco
Pan rallado
Preparamos la pasta. En una superficie limpia hacemos una montañita con la harina tamizada  hacemos un hueco en el medio como si fuera un cráter. En ese hueco añadimos la pizca sal, 2 huevos, un chorrito de agua y aceite. Amasamos hasta que conseguimos una pasta media duro. Formamos una bola y tapamos con un paño limpio. Dejamos reposar 10-12 minutos. 
Mientras mezclamos la mermelada con el azúcar y en una sartén doramos el pan rallado con un chorrito de aceite de girasol. Después en una superficie enharinada estiramos finamente la pasta. 


En la mitad de la pasta estirada (más cerca de ti) depositamos montoncitos de mermelada con una cucharita en líneas. Dejamos una separación de 2 cm entre ellos y dejamos un margen de 3cm. Batimos 1 huevo. Untamos con el huevo las partes entre los montoncitos de mermeladas. Plegamos la otra mitad de pasta sobre ellos y presionamos alrededor con los dedos.
Con una rueda corta pasta, cortar para formar los raviolis... Tapamos con un paño. Hervimos agua en un caldero con un chorrito de aceite y una cucharita de sal.
Cocinamos los raviolis hasta que suban a la superficie del agua y después dejamos 1-2 minutos más.
Escurrimos bien y mezclamos con el pan rallado dorado.

Servimos enseguida con azúcar blanco.

16 comentarios:

thermo dijo...

Como se te echa de menos!
Cuando he visto tu comentario y tu blog actualizado que alegría me ha dado.
Relajación y a ponerte bien del todo sin prisas.
La receta y tus fotos como siempre FANTASTICAS.
Besazos, muchos y apretaos que te pongas buena.

La cocina de mi abuelo dijo...

cuanto tiempo sin verte, que bien y menuda receta nos dejas, tiene que estar de vicio,

Paquita dijo...

Interesante receta !! Mejorate!!

Kako dijo...

Se parece mucho a una receta alemana que hace mi madre, es muy especial.
Tus fotos hemosas!, mucha suerte en tus cursos y que te mejores.
Besos.

foodtravelandwine dijo...

Al fin has publicado!!....estaba esperando una entrada tuya con tus preciosas fotos....qwue delicia de ravioli dulce!.....ese toque acido debe ser delicioso......yo he hecho ravioles dulces pero totalmente diferentes.....me ha encantado!!.......Abrazotes, Marcela

maria dijo...

Original, diferente y con muy buena pinta seguro que está delicioso! te deseo lo mejor para seguir publicando cosas tan interesantes como estas! 1 besito

Marìa Lorenzo dijo...

Viva la originalidad!!!
Las fotografías como siempre muy delicadas.....
Una vez más.....enhorabuena por tu blog.
Gracias por tu visita al mío.Gracias de corazón....Un abrazo enorme.

Mónica dijo...

Una receta fantástica que desconocía.
Espero que te recuperes pronto.
Besos
Mónica

Rakelilla dijo...

Una receta muy interesante y diferente a lo que estamos acostumbrados por aquí, seguro que está delicioso.

Cuídate mucho.

Bicos

VIRGINIA dijo...

Ya decía yo donde se habrá metido. Esperando ese menú hungaro.

Una receta distinta que me llevo por su puesto. A mi todo lo nuevo y la mezcla de sabores me vuelve loca.

Bss

Virginia "sweet and sour"

Valerie dijo...

Me encanta! Tengo que guardarme esa receta!! Me has dejado con la boca abierta...

Besos!

luisa dijo...

una pinta deliciosa. Me encantan. Que rico. Bss

fresaypimienta dijo...

Que curioso plato, gracias por mostrárnoslo, con lo que me gusta probar estas recetas...la haré sin duda! un besito

Las mejores recetas de cocina dijo...

Hola! me ha encantado tu blog, que buenas recetas. He descubierto esta página www.cazarecetas.com donde puedes subir tus recetas, promocionar tu blog y ganar un dinerillo con ellas. Echale un vistazo a ver si te interesa.
Un saludo!

maria dijo...

Tienen que estar buenísimos y me sorprende cada vez más los acervos culturales algo tan normal para vosotros la espectación que nos causa a los demás por lo menos a mí.
Bsos

Delicias Baruz dijo...

Tienen que estar deliciosos, buena receta. Un saludo, Clara.

Publicar un comentario en la entrada